El pabellón infantil se alista para los últimos días de FIL2017

Por: el 9 Junio, 2017

Uno de los espacios más visitados de la Feria Internacional del Libro de Santa Cruz es el pabellón infantil, que abre sus puertas desde las 15:00 hasta las 21:00 horas, y que ofrece al público –curioso y expectante- una escenografía bastante atractiva, con la figura central de un Dragón lector y un caballero y una dama del saber. El coordinador del espacio, el joven actor y creativo Miguel Mostajo nos cuenta detalles de este pabellón.

A tres días de culminar, la Feria Internacional del libro de Santa Cruz se alista para recibir a la mayor cantidad de público posible -que suele multiplicarse a gran escala y consideración-, y en particular el pabellón infantil genera un interés en sus visitantes, por el atractivo escenográfico, su propuesta teatral y las actividades educativas y lúdicas que los diferentes stand ofrecen a niños y niñas.

“En esta 18° versión hemos crecido en un 60% en el pabellón, y hemos podido crear más espacios y ampliar otros, y esto llega gracias a las empresas que apoyan esta iniciativa y a las organizaciones que se han unido a trabajar en el pabellón” – comenta el joven actor y creativo Miguel Mostajo, encargado de la coordinación del pabellón infantil.

Este pabellón, que acoge a pequeños y grandes, demanda el trabajo de más sesenta personas, entre voluntarios, educadores, actores y psicopedagogos que le dan la magia y el atractivo para generar en el público el interés por la lectura y la escritura, a través de herramientas creativas y artísticas.

“Creemos mucho en el arte, como una especie de magia para fomentar la lectura y el conocimiento, y por eso nuestra propuesta a través del teatro es dar a conocer la historia de grandes personajes como Gutenberg, Beethoven, los Hermanos Grimm, Einstein, e inclusive la historia de Noel Kempf con formas prácticas para la enseñanza, donde los niños y las niñas se emocionen, griten y jueguen” – dice Mostajo.

Todos los espacios en el pabellón infantil cuentan con funciones de teatro y dentro de este arte con diferentes ramas: teatro de manipulación, títeres, sombras chinas, cuentacuentos, marionetas, etc. y en cada espacio los educadores ofrecen actividades para reforzar lo aprendido.

El legado de la luz

Entre la escenografía que atrae y llama la atención, entre cada una de las intervenciones teatrales en los distintos stand, y entre la enorme superficie que hacen al pabellón infantil un espacio imprescindible de visitar en la feria del libro, se abre camino una historia que alberga toda la magia de este espacio dedicado particularmente a los más pequeños: El legado de la luz, que por tercer año consecutivo rescata los personajes del Caballero y la Dama del Saber, junto a un imponente Dragón lector, y este año acompañados de dos dragones alemanes (en referencia al país invitado de honor) que nos ayudan a interiorizarnos y empaparnos de historia y conocimiento.

Entre las novedades:

– Una política de inclusión para niños y niñas con diferentes capacidades, denominados por la magia del pabellón como súper niños (no videntes, sordomudos, autismo o con síndrome de Down) que contarán con horarios particulares de atención para conocer y disfrutar del reino del saber.

– La casita del saber: paralela al pabellón infantil, que cuenta con una grilla de actividades. Desde cuentacuentos, talleres, teatro y hasta yoga para niños y niñas.

– Una versión en comic ilustrada con el Caballero y la Dama del Saber, y el Dragón lector.

“Creo que cada año se ve más movimiento cultural, recientemente se realizó el festival de teatro y la larga noche de museos, y esperamos que la feria del libro sea todo un éxito, y se supere la asistencia del año pasado” – destaca Miguel Mostajo.

Periodista Virtual. Christian Daniel Eguez. chistianlook@gmail.com

IMG-20170601-WA0051

About Christian Daniel Eguez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook