Para derrumbar estereotipos, llegan Las Malcogidas

Por: el 19 septiembre, 2017

“Maravillosa”, de “humor inteligente”, “cruda”, “ácida” y hasta una “comedia incorrecta”. Así catalogó la crítica especializada a la película boliviana Las Malcogidas, dirigida por Denisse Arancibia Flores. La cinta, que se estrena en el país este 21 de septiembre, ya tuvo su premier mundial en abril, en  el Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente (BAFICI).

Se trata de una comedia que rompe estereotipos. Retrata la historia de Carmen, una mujer de 35 años, que pesa más de 100 kilos y que nunca ha tenido un orgasmo. Está enamorada de su vecino Álvaro, voz principal de un mediocre grupo de rock, que tiene como novia a una delgada princesa de belleza. Carmen vive con su hermano Honorio, 55 kilos, escogido “Miss Trans” varias veces, quién sueña con poder pronto operarse y cambiar de sexo. Ambos viven en la casa de su abuela Carmen, 50 kilos, narcoléptica; niega que Honorio sea hombre y detesta que Carmen sea gorda, por lo que le paga costosos, y poco efectivos tratamientos adelgazantes. Carmen intentará complacer a su abuela bajando de peso y sobre todo combatir la maldición familiar y lograr por fin tener un orgasmo.

Las malcogidas impone su título como un cachetazo, con orgullo apenas disimulado, con el convencimiento del efecto cómico que puede traer consigo y también el dejo de una emoción inesperada. Las malcogidas es una comedia incorrecta” se lee en una nota del diario argentino La Capital.

La película se gestó desde el 2010 y tardó siete años en llegar a la pantalla grande.  “La idea en principio tuvo que ver con una necesidad de replantear la imagen de las mujeres en la pantalla; olvidarnos de las mujeres perfectas y poner mujeres gordas, con estrías, con arrugas, con defectos y por qué no con barba”, explica Arancibia.

Con esta película, Arancibia apuesta por la comedia un género no muy frecuente en el cine boliviano, pero, además, por romper con algunos estereotipos que habitualmente presentan las grandes producciones. “En la comedia por lo general se estereotipa mucho al homosexual se lo muestra como una persona sumamente amanerada que suele ser el ‘gracioso’ del grupo y nada más. Lo que se buscó al incluir el personaje trans de Honorio (Bernardo Arancibia Flores), quien se hace llamar Karmen en la película, fue romper con esa imagen y así crear un personaje multidimencional, femenino pero alejado del estereotipo con sus propios conflictos y temores”.

Para Victoria Guerrero, productora de la película, al igual que el personaje de Karmen, hay otros inmersos en la cinta que rompen con ese ideal de gente que se muestra habitualmente en el cine o la televisión. “Muchas veces en el cine no se habla de los hombres que no logran el éxito como machos y que también son discriminados. Luis, por ejemplo, es un personaje que muestra eso, que los hombres también son discriminados en sus propios círculos porque no son cancheros”.

De igual forma sucede con Carmen, la protagonista de la película, que es interpretada por la misma Arancibia. “Mi participación en la película se definió a medio camino. No encontrábamos actrices bolivianas y gordas porque no es común. Las actrices cuidan mucho su estado físico por su trabajo y cuando encontrábamos mujeres gordas no se animaban la filmar las escenas de semi desnudos. Entre chiste y chiste Victoria me dijo haz tú el papel. Luego a mi me entusiasmo a la idea”, cuenta Arancibia.

Estos personajes junto con el de la abuela Carmen (Marta Monzón), Alvaro (Fernando Barbosa) y Francisca (Scarlet Boliviar), que completan el reparto, dan vida a una comedia kitsch y hasta irreverente. “Es una película un poco histérica que toma como referente el cine de Pedro Almodóvar, John Cameron Mitchell  e incluso John Waters”, explica la directora. De ahí que se tiene una película colorida y con un riguroso trabajo de arte y vestuario. Pero en Las Malcogidas la música es otro personaje esencial presente a lo largo de la historia. Para ello, la directora recurrió a los clásicos del rock argentino que son los que terminan de dar forma a  cada una de la escenas. En sí, una comedia que promete risas pero también una historia que tocará los corazones.

About Christian Daniel Eguez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook