“TINDRGRRTEN!” para explorar el cuerpo y el deseo desde los mosaicos virtuales

Por: el 6 octubre, 2017

Es evidente que el cuerpo se ha convertido en el punto-centro que la danza contemporánea muestra-expone-mueve en el acto escénico, generando una interesante exploración de temáticas que se sostienen en nuestras anatomías atravesadas por el cotidiano tecnológico y social. FASES, una de las más exquisitas compañías de danza contemporánea del país, instalada en Santa Cruz hace ya varios años, nos expone una serie de cuerpos-anatomías moldeadas por el arte de la interpretación en su segunda obra del año “TINDRGRRTEN!”. Un trabajo admirable, resultado del programa Coreógrafos Residentes, una propuesta con el objetivo de llevar ediciones anuales, generando espacios de ejercicio profesional y formación en danza, en este caso junto a la arista Andrea Scotta como Creadora y directora artística, y la Dirección general del talentoso Diego Guantay y su valioso equipo de trabajo.

En cuanto a la puesta en escena, es justo decir que nos transmite una serie de interpretaciones en torno a las aplicaciones móviles de rastreo sexual y afectivo, las redes sociales y los servicios de mensajería instantánea, tan vigentes y tan utilizados hoy en día, para recordarnos que somos seres ansiosos y faltos de placer, de admiración, de comunicación y de representación personal para darle a conocer al mundo que existimos desde una frivolidad virtual.

Los cuerpos -así como las lenguas, los placeres y los deseos-, son tan diversos y diferentes; los y las artistas están cubiertos por un atractivo pijama impregnado de logotipos, gráficas y emoticones que usamos en las redes sociales y sobre todo en las aplicaciones móviles que a diario mandamos y recibimos con el objetivo de conseguir una cita casual, una oportunidad o un suspiro de compañía. Una serie de animaciones transitando el pijama, rosando las cavidades y las protuberancias del cuerpo, acolchonando nuestros sueños y nuestra circulación erótica tan potente a la hora de ir a dormir y soñar.

Una dinámica bastante llamativa, creativa y muy poco vista en la agenda teatral cruceña; la variación de la obra en cuanto a sus figuras, cuadros e intérpretes entre una presentación y otra. Una dinámica que te invita a seguir y perseguir una obra que puede causar diferentes sensaciones y estímulos al formar parte del público en una, dos o tres veces consecutivas. La posibilidad de que los intérpretes intercambien roles; los hombres expresando potencialidades femeninas y las mujeres potencialidades masculinas, o que de manera directa se represente un encuentro afectivo-sexual-erótico entre hombres, y otro entre mujeres, hacen de “TINDRGRRTEN!” una puesta en escena profundamente estimulante para el cuerpo.

Toda la obra tiene como base, es decir como escenario, como suelo, una serie de entrevistas a personas contactadas por los propios intérpretes. Una serie de voces que expresan sin pudor diversos puntos de vista, diversas anécdotas, diversas miradas -unas bastante conservadoras y otras felizmente llenas de apertura- sobre un itinerario de asuntos y perspectivas que dejan en evidencia que las redes sociales y las aplicaciones móviles son el escenario más común de una sociedad como la cruceña para explorar las afectividades y el erotismo. En ese sentido “TINDRGRRTEN!” nos muestra cómo hemos instalado -en la sociedad y en el celular- una serie de aplicaciones virtuales que se convierten -cada vez con mayor fuerza- en la mejor opción para poder desinhibir el cuerpo, sus deseos, y sus ansias de afecto y placer.

Las entrevistas también cuentan con la participación de activistas feministas, que le entrega a la obra una intencionalidad discursiva sobre los asuntos que se atañen al cuerpo y la sexualidad, acentuando percepciones más amplias y libertarias sobre la promiscuidad y la fidelidad.

Esa dinámica -me atrevo a llamarla- feminista, vincula las voces de activistas tan imprescindibles de escuchar y reflexionar en torno a la agenda cultural cruceña, y ese vínculo puede generar herramientas, canales y medios indiscutiblemente creativos para difundir una mirada amplia sobre la temática que nos propone “TINDRGRRTEN!”.

Cuestionar la fidelidad y en efecto discutir sobre la promiscuidad, desde un enfoque no conservador ni religioso sobre el género, la sexualidad y la identidad de las personas, al ritmo en que los cuerpos en escena transmiten altos niveles de erotismo con posiciones sexuales, calidad interpretativa y representación del deseo, convierten la obra en una herramienta transgresora y crítica tan necesaria en la higiénica agenda teatral de Santa Cruz.

¡UNA OBRA ALTAMENTE RECOMENDABLE!

– Christian Daniel Egüez, activista de la disidencias y diversidades sexuales. Registro. Julia Dolores Mamani. 

“TINDRGRRTEN!” se volverá a presentar en el festival DANZÉNICA, miércoles 11 de octubre.

CONVERSATORIO AL FINALIZAR TEMPORADA

   

About Periodista Virtual

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook